Plantas comestibles para crecer en casa

Estas plantas comestibles agregan gran sabor.
Por Lexema Media

Tener a la mano todas las especies verdes de plantas comestibles, capaces de darle un “boost” al sabor de tus platillos favoritos es fundamental. Pero nada se compara a crecer en casa las plantas que le darán un toque extra a tu cocina.  

El “boom” de los huertos urbanos

Seguramente has escuchado ya de ellos y próximamente en este blog, te daremos todas las herramientas para que puedas construir el tuyo en tu hogar. Sin embargo, antes de adentrarnos en procesos más complejos, preferimos hablar sobre esas especies que pueden vivir desde ya, en el interior de tu departamento o cerca de tu cocina.

Las 3 elegidas

Además, seleccionamos a estas plantas comestibles por la facilidad de agregarlas a tus platillos, no como el alimento principal, sino como un ingrediente capaz de elevar el sazón de tus comidas.  ¿Quieres conocerlas? Pues bien, la mayoría forman parte de la familia de las aromáticas o medicinales. Sigue leyendo para conocer un poco más de sus bondades.

Plantas Comestibles, Foto Unsplash @rawpixel
El romero tiene múltiples propiedades.

El milagroso

Las propiedades derivadas de su aceite es sumamente popular, ya que se le atribuyen diferentes bondades dentro de las que destacan su efecto digestivo, así como su capacidad para regular la presión arterial y mitigar el dolor de cabeza. Desde el punto de vista gastronómico, sus hojas son utilizadas para cocinar carne roja y pollo, así como para dotar de gran sabor a algunos cocteles. “El romero en combinación con zanahoria es una combinación perfecta”, comenta María Pérez, ingeniera en sistemas ambientales y fundadora de Ecolomízate, que además utiliza al romero como un ingrediente fundamental para preparar esos tubérculos al horno. 

Plantas Comestibles, Photo by Caglar Araz on Unsplash
La menta es deliciosa con platillos dulces y salados.

La frescaL

Comúnmente consumida en té, la menta, en solo 14 gramos, aporta vitamina A, hierro, folato ¡y solo 6 calorías! Sus efectos son capaces de aliviar la indigestión, impulsar la actividad cerebral, mitigar el mal aliento y reducir los síntomas de resfriado. En la cocina, son buena combinación para hornear o saltear pescados como el salmón, o para elaborar deliciosos pestos o chutney. Sin embargo, muchos prefieren agregarla fresca a ensaladas o aguas frutales.

Plantas Comestibles, Foto Unsplash, Brenan Greene @frontstreetmedia
Existen diferentes especies de albahaca pero todas son geniales.

Repleto de sabor

Las hojas de la albahaca, originaria de Asia y África, es rica en vitamina A, vitamina K y calcio. Existe una especie dulce, otra griega, otra del sur de Asia y la albahaca canela, ¡originaria de México! En tu plato, la puedes encontrar como ingrediente de recetas clásicas como la sopa de tomate, la vinagreta de limón, la lasaña, el pesto, pollo, pastas, pizza y ¡hasta en el helado!

Plantas Comestibles, Foto Unsplash, Toa Heftiba @heftiba
Las flores también agregan sabor y color a tu comida.

Las coladas

No son tan comunes, pero a nosotros ¡nos encantan! Nos referimos a un tipo flores comestibles que agregarán un toque único a tus platillos. “Échale color a tus ensaladas con acelgas de tono verde-azulado, lechugas o arugulas rojas y pensamientos”, recomienda María, mencionando al final el nombre de las flores que además son características de la temporada de invierno.